Juegos de Ingenio

INTELIGENCIA LÓGICO-MATEMÁTICA 2, NUEVO EJERCICIO

El estímulo a esa forma de inteligencia esta muy bien fundamen­tado en los estudios de Piaget. Según su concepción, el entendimiento lógico-matemático deriva inicialmente, de las acciones del niño sobre el mundo cuando, aún en la cuna, explora sus chupetes, sus sonaje­ros, sus móviles y otros juegos para, enseguida, formarse expectati­vas sobre cómo se comportan en otras circunstancias. Es evidente que, en algunos casos, la inteligencia lógico-matemática aparece mucho más elevada y el individuo, incluso sin estímulos adecuados, puede hacerla “brillar”, pero más evidente aún es que los padres o la escuela que sepan cómo estimularla obtendrán resultados mucho más significativos de los que imponen las matemáticas como un per­verso desafío. El alumno, así como es alfabetizado en el descubri­miento de los signos de las letras y con ellas forma sílabas y palabras, necesita ser “alfabetizado matemáticamente” cuando, al descifrar los signos matemáticos, conquista la permanencia del objeto, descu­briendo que posee una existencia separada de las acciones específi­cas del individuo. Al reconocer la “permanencia” del objeto, pensar y referirse a él en su ausencia, el niño se vuelve capaz de reconocer las semejanzas entre objetos, ordenándolos en clases y conjuntos. Más tarde, hacia los cinco años, deja de contar mecánicamente una serie de números y aplica ese valor, utilizándolo para conjuntos de objetos. Finalmente, hacia los seis o siete años, confrontando dos conjuntos de objetos, el niño puede identificar el número de cada uno, comparar los totales y determinar cuál es el que contiene mayor can­tidad.

Fuente: Antunes Celso A. “Inteligencias múltiples: como estimularlas y desarrollarlas”  – Alfaomega grupo editor.

JUEGO DE INGENIO NUEVO

Para esta semana les dejo otro ejercicio para el desarrollo de la inteligencia Lógico-matemática

¿Qué numero sigue? y ¿por qué?

 

Leave a Comment