Liderazgo Personal

10 Claves indispensables para cumplir tus metas en la vida

Fijarse metas en la vida es indispensable para alcanzar un pleno desarrollo personal y profesional. Es como tener un plan de acción que te indique qué hacer, o qué aspirar, con la finalidad de llevar una vida plena, satisfactoria y feliz.

Sin duda, la autorrealización está intrínsecamente relacionada con el desarrollo de un proyecto de vida integral, el cual está conformado por el ámbito personal, académico, laboral, y sobre todo, familiar.

En consecuencia, las metas en la vida suelen ser muy amplias y variadas, lo cual se traduce en que el ser humano dedica una gran parte de su existencia a materializarlas.

Completar la secundaria, obtener una carrera universitaria, viajar, conseguir el trabajo de tus sueños, casarte o tener hijos, pueden ser algunas de tus metas en la vida, pero lo cierto es que cada una de ellas depende de cada ser humano.

 Cómo fijarse metas en la vida:

Fijarte metas en la vida no es algo sencillo, así que no puedes tomarte esto a la ligera bajo ninguna circunstancia.

De hecho, este proceso implica la delimitación de fechas, tareas y pasos a seguir para ir en la dirección correcta, y por ende, necesitas actuar con madurez, disciplina, responsabilidad y coraje.

Cómo establecer metas en la vida:

Una meta, puede entenderse como un resultado deseado. Es como una consecuencia que se deriva de un conjunto de acciones realizadas, o hábitos, en un período de tiempo determinado.

Por ejemplo, supongamos que acabas de comprarte un carro y que para ello debiste hacer algunos cambios importantes durante el último año; como trabajar horas extras, ganar dinero en tu tiempo libre, realizar tareas extra curriculares, incrementar tus ahorros, o reducir el porcentaje de tus gastos mensuales.

Entonces, estamos hablando de la consecución de acciones (ahorrar, trabajar más fuerte, etc.,), y de la obtención de una consecuencia innata (poder comprarte el auto).

Paralelamente, hay que mencionar que el establecimiento de objetivos personales o profesionales depende de aspectos importantes, como los que te presentaremos a continuación:

  1. El autoconocimiento:

Pregúntate: ¿quién eres?, ¿en quién quieres convertirte?, ¿cómo te visualizas en unos 5 o 10 años?, o ¿qué es lo que necesitas para sentirte realizado?

Saber lo que quieres y conocer tu propósito de vida, es fundamental para elaborar un proyecto de vida ajustado a tus necesidades, aspiraciones o preferencias, y por lo tanto, debes hacer el esfuerzo de responder a estas y otras interrogantes con total honestidad.

  1. Lo que se entiende como “personal y profesional”:

Tu vida personal no es igual a la profesional, comprender esta distinción es clave para fijarte objetivos con sentido y coherencia.

Tus metas, ya sean personales o profesionales, te ayudarán a gozar de una gran calidad de vida, pero estas tienen la particularidad de que solo tú puedes convertirlas en realidad.

En palabras más sencillas, su consecución depende enteramente de ti, así que tu eres el único facultado para trabajar fuertemente hasta alcanzarlas.

Llegar a tu peso ideal, ahorrar cierta cantidad de dinero al mes, obtener un título de Ingeniero, o contraer matrimonio, son ejemplos de metas personales que puedes definir como “importantes” durante tu proceso de autoconocimiento, pero una vez más te decimos que esto es 100% individualizado.

 Ejemplos de metas profesionales:

Trabajar en una organización sólida, conseguir trabajo en una reconocida empresa, recibir un ascenso y ocupar el cargo de tus sueños, o dirigir grandes equipos de trabajo, son ejemplos claros de metas profesionales.

No obstante hay que resaltar que no son las únicas; recuerda que cada persona es diferente, y que por lo tanto, cada quien define sus propias metas en la vida de acuerdo a sus sistemas de creencias, valores o afectos.

En ambos casos, necesitas tomar consciencia de que debes esforzarte al máximo para que tus metas en la vida –personales o profesionales-, se cumplan en el tiempo correcto.

Esto significa que dejarán de ser utópicas y se convertirán en objetivos tangibles en el corto, mediano, o largo plazo, lo cual te hará sentir completamente realizado.

  1. Tu disposición al trabajo:

Acabamos de decirte que alcanzar tus metas en la vida requiere un gran esfuerzo de tu parte, así que lo mejor es que te preguntes si realmente estás dispuesto y comprometido a hacer todo lo que esté a tu alcance para salir triunfante.

De ser así estarás a solo un paso de saber cómo ser feliz, y tu proyecto de vida será cada vez más real y palpable.

  1. Saber administrar el tiempo:

El tiempo puede ser tu mejor amigo, o tu peor pesadilla, dependiendo de cómo lo administres o inviertas. Ten en cuenta que cada una de las metas en la vida que te fijes deberá ir acompañada de un plan y de un lapso de tiempo específico.

Por ejemplo: graduarte exige muchas horas de estudio, asistir a la universidad, aprobar exámenes, y todo en un lapso de al menos 5 años.

Otro caso pudiese ser tener hijos, esto es algo que requerirá conseguir una pareja, concebirlos, y superar los 9 meses de embarazo de la madre para finalmente tenerlos en brazos.

No olvides que todas las metas de vida que te establezcas deberán contar con una fecha de caducidad. Ellas expiran, no son eternas, y por lo tanto, debes empezar a trabajar en ellas cuanto antes.

Saber qué hacer, o cuándo actuar te mantendrá motivado, y también te ayudará a dejar las excusas a un lado, puesto que estarás consciente de que solo sirven para alejarte de tu objetivo final.

  1. No te compares:

El peor error que puedes cometer es compararte con otros, o copiar los objetivos de vida de los demás porque pareciesen ser exitosos.

Esto solo te hará sentir frustrado e insatisfecho ya que no está alineado con lo que sientes, piensas o anhelas para tu vida, así que lo mejor es que seas fiel a ti mismo en todo momento o circunstancia.

Con esto queremos decirte que no necesitas comprarte un coche último modelo como el de tu vecino, o que no tienes que gastar hasta tu último centavo viajando al destino favorito de las celebridades, para experimentar gozo, alegría o felicidad.

Sé tu mismo, defiende tus creencias, persigue tus sueños, trabaja en algunas técnicas de motivación para no perderte en el camino, y seguramente terminarás viviendo la vida que siempre has deseado.

  1. Sé organizado:

En este punto debes saber que, si no te esfuerzas, ni trabajas duro, serás incapaz de conseguir buenos resultados.

Por lo tanto, necesitas organizar tu proyecto de vida (definir el paso a paso de cada meta y establecer sus tiempos), a la par de ser disciplinado, responsable y comprometido con lo que buscas lograr para que tu vida sea mucho más plena y placentera.

  1. Potencia tu inteligencia:

Las personas inteligentes son más felices, y esto se debe a que controlan sus pensamientos, sentimientos, actitudes y comportamientos, lo cual les aporta seguridad, estabilidad y confianza para convertir sus sueños en realidades.

Ahora bien, potenciar tu inteligencia no es una tarea fácil, al contrario, requiere que te esfuerces al máximo, que salgas de tu zona de confort, superes tus miedos y te atrevas a alcanzar el éxito personal o profesional que tanto has anhelado.

  1. Motívate:

Es sencillo: sin motivación no hay posibilidades de alcanzar el éxito. Tú eres tu principal motivador, así que debes encontrar fuentes de motivación continuas que te alejen de la improductividad y del fracaso.

La motivación hará que tu calidad de vida sea cada vez más memorable, y por ello es tan importante que te mantengas inspirado.

  1. Celebra tus triunfos:

La idea es que celebres cada una de tus victorias sin importar que tan pequeñas sean, puesto que son indicadores claros de que lo estás haciendo bien, y de que puedes lograr todo lo que te propongas.

  1. Fíjate metas y cúmplelas:

En última instancia queremos recordarte que eres capaz de fijarte múltiples metas en la vida, y de trabajar incansablemente hasta alcanzarlas, bien sea a nivel personal o profesional.

En esencia, debes confiar en que nada es imposible y en que solo depende de ti vivir la vida que siempre has deseado, así que lo mejor es que comiences a perseguir tus sueños cuanto antes.

Como resultado, te sentirás pleno, orgulloso, satisfecho y feliz contigo mismo, y descubrirás que estos sentimientos son sencillamente invaluables.

Autor: Rita Colina

Fuente: https:/emprendiendohistorias.com