Relaciones Interpersonales

10 RECOMENDACIONES PARA TRATAR CON PERSONAS CONTROLADORAS

Si al leer las entregas anteriores sobre este tema: “Aprende a detectar a una persona controladora ¿Tu lo eres?”, sientes que tienes cerca a una persona así, que te está afectando, te presentamos estas recomendaciones:

  1. Es probable que una persona controladora juegue a juegos mentales, para así ocultar este gran defecto que tienen.
  2. Mantén la distancia necesaria y la cautela.
  3. Si eres una persona fuerte, segura, en ocasiones podrás sentirte rara de que nunca estés en lo cierto en prácticamente nada con esta persona, especialmente si se trata de un tema en el que la persona siente que lo conoce. Presta atención a estas sensaciones; están ahí para guiarte. Si no las escuchas ahora, en 10 años aproximadamente puedes no ser ni la sombra de la persona que se supone debías ser. No dejes que eso te ocurra.
  4. Nota especial: hay una gran diferencia entre controlarse uno mismo, e intentar controlar a otros. La primera demuestra una sana autoestima, la otra no.
  5. Sigue tu cabeza y reconoce cuando es hora de alejarte.
  6. Si estás siendo aislado o empujado a pasar tiempo solo con “su” familia y amigos, puede mostrar una falta de respeto hacia tus sentimientos y deseos.
  7. Si eres una persona a la que le gusta controlar o otros, da un paso atrás y echa un largo vistazo al estrés que puedes causarle a alguien más mientras estás destruyendo tu propia salud mental y tu felicidad.
  8. La dependencia atrae a codependientes. Si estás inválido o tienes problemas económicos crónicos o cualquier otro problema grave que requiera de ayuda, es prácticamente inevitable que acabes dependiendo de alguien controlador por necesidades de supervivencia. Liberarte de ellos si son los que se encargan de tus bienes o cuidados médicos puede costar mucho trabajo. Documenta todo y busca los mismos servicios o asistencia de gente más saludable. En al menos algunos lugares como Servicios Sociales para Adultos pueden intervenir cuando los trabajadores sociales, médicos o cuidadores domésticos están controlando y limitando tu vida más allá de la causa inicial de tu problema.
  9. Las minusvalías deben tenerse en consideración. Algunas personas con minusvalías pueden cambiar siempre los planes o no poder hacer las cosas que tú quieres hacer. Si ellos dicen “no” a muchas cosas y sugieren otras que pueden no gustarte, mira cuáles pueden ser las razones. Pon a prueba la amistad tratando asuntos que son claramente elecciones tuyas (pelo, ropa u opiniones que no tienen nada que ver con ellos). Ya que hay mucha gente con alergias a varios olores y perfumes, si alguien te pide que no uses un determinado champú o incluso aromas cuando estés con ellos, es una cuestión física más que una opinión sobre tu perfume a no ser que te digan que DEBES usar el que ellos prefieren en su lugar.
  10. Recuerda que no puedes controlar a otras personas pero sí tu reacción frente a ellos. Asegúrate de que estás llevando las cosas del modo que tú crees y no solo respondiéndoles cómo te responden a ti para superarlos o intentar devolvérsela. No te llevará a ninguna parte.

Fuente: http://es.wikihow.com/

Leave a Comment