Historias de Éxito

Al igual que tu, ellos también “fallaron”…

error
  • Beethoven tocaba mal el violín y prefería ejecutar sus propias composiciones en vez de mejorar su técnica. Su profesor consideraba que no tenía futuro como compositor.
  • Los padres del famoso cantante de ópera Enrico Caruso querían que fuera ingeniero. Su profesor decía que no tenía voz y que no podía cantar.
  • Charles Darwin, padre de la teoría de la evolución, abandonó una carrera médica y el padre le dijo: «Lo único que te interesa es cazar, capturar perros y ratas». En su autobiografía, Darwin escribe: «Todos mis profesores y mi padre me consideraban un chico común, más bien por debajo del nivel común de intelecto».
  • El director de un diario despidió a Walt Disney por falta de ideas. Walt Disney también quebró varias veces antes de construir Disneylandia.
  • Louise May Alcott, la autora de Mujercitas, era impulsada por su familia a conseguir trabajo como mucama o costurera.
  • Los maestros de Thomas Edison decían que era demasiado tonto para aprender.
  • Albert Einstein no habló hasta los cuatro años y no leyó hasta los siete. Su maestra lo describió como «mentalmente lento, insociable y encerrado siempre en sueños tontos». Lo expulsaron y no lo dejaron ingresar en la Escuela Politécnica de Zurich.
  • Louis Pasteur fue un alumno mediocre y ocupaba el puesto número quince sobre veintidós.
  • Issac Newton no rindió nunca demasiado en el colegio.
  • El padre del escultor Rodin decía: «Tengo un hijo idiota». Descrito como el peor alumno de la escuela, Rodin fracasó tres veces en su intento por ingresar en la escuela de Bellas Artes. Su tío decía que era ineducable.
  • León Tolstoi, el autor de Guerra y paz, abandonó el colegio. Era considerado «sin capacidad ni voluntad para aprender».
  • Henry Ford fracasó y quebró cinco veces hasta que finalmente tuvo éxito.
  • Babe Ruth, considerado por los historiadores del deporte como el mayor atleta de todos los tiempos y famoso por batir el record local de carrera, también ostenta el record de lanzamientos fallados.
  • Winston Churchill no aprobó sexto grado. Llegó a Primer Ministro recién a los sesenta y dos años y luego de una vida de derrotas y reveses. Hizo sus mayores contribuciones cuando era un «hombre mayor».
  • Dieciocho editores rechazaron el cuento de Richard Bach Juan Salvador Gaviota sobre una gaviota en vuelo, antes de que Macmillan lo publicara finalmente en 1970. Para 1975, había vendido más de siete millones de ejemplares solamente en los Estados Unidos.
  • Richard Hooker trabajó durante siete años en su novela de humor sobre la guerra, M*A*S*H que luego fue rechazada por veintiún editores hasta que Morrow decidió publicarla. Se convirtió en un bestseller aplastante, una película muy taquillera y una exitosa serie de televisión.

Adaptación del escrito “para tener en cuenta” tomado del libro “Chocolate caliente para el alma”

Autores: Jack Canfield y Mark V. Hansen