Motivación

AMIGOS

Un hombre, su caballo y su perro andaban por una calle después de mucho caminar, el hombre se dio cuenta de que los tres habían muerto en un accidente. A veces los muertos toman tiempo para darse cuenta de su nueva condición. La caminata era muy larga montaña arriba. El sol era fuerte y ellos estaban sudados y con mucha sed. Necesitaban, desesperadamente, beber agua.

En una curva del camino vieron una puerta magnifica, toda de mármol, que conducía a una plaza de piso de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde salía agua cristalina.

El caminante se dirigió al hombre que vigilaba la entrada:

-Buen día- le dijo.

-Buen día- le respondió.

– ¿Qué lugar es éste tan lindo? – preguntó.

– Esto aquí es el cielo – fue la respuesta.

– Que bueno que nosotros llegamos al cielo, estamos con mucha sed- dijo el hombre.

– Usted puede entrar y beber agua a su voluntad- dijo el guardia, indicándole la fuente.

– Mi caballo y mi cachorro también tienen sed.

-Lo lamento mucho- dijo el guardia- aquí no se permite la entrada de animales.

El hombre quedo muy desilusionado porque su sed era grande. Pero él no bebería dejando a sus amigos con sed, así que prosiguió su camino.

Después de mucho caminar montaña arriba, con sed y muy cansados, llegaron a un sitio cuya entrada era marcada por una puerta vieja semiabierta. La puerta daba paso a un camino de tierra con árboles a los dos lados que le hacían sombra. A la sombra de uno de los árboles, un hombre estaba acostado con la cabeza cubierta con un sombrero, parecía que estaba dormido.

-Buen día- dijo el caminante.

-Buen día – respondió el hombre.

-Estamos con mucha sed mi caballo, mi cachorro y yo.

-Hay una fuente en aquellas piedras- dijo el hombre, indicando el lugar- pueden beber a su voluntad.

El hombre, el caballo y el cachorro fueron hasta la fuente y mataron la sed.

-Muchas gracias- le dijo al salir.

-Vuelvan cuando quieran- respondió el hombre.

-A propósito- dijo el caminante- ¿Cuál es el nombre de este lugar?

-Cielo- respondió a secas.

– ¿Cielo? Pero el hombre a la entrada de la puerta de mármol dijo que allá era el cielo…

-Aquello no es el cielo, aquello es el infierno…

El caminante quedó perplejo.

-¡Pero entonces, esa información falsa debe causar grandes confusiones! –comentó el caminante.

-La verdad es que ellos nos hacen un gran favor- respondió el hombre- porque allá quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus mejores amigos… Es decir, los desleales.

¿Conoces lo que significa la verdadera amistad? ¿Cuántos amigos verdaderos tienes? ¿Qué estás dispuesto a hacer por tus amigos?

Para muchos un amigo es aquel que aparece en su lista de contactos en redes sociales y la amistad se ha limitado tan solo a esporádicos saludos y conversaciones cuando los contactos están “Conectados”. Pero en realidad los verdaderos amigos son aquellos que permanecen “conectados” y están en el momento que los requieres, aquellos para los cuales es más difícil darte la espalda que esforzarse para respaldarte cuando verdaderamente lo necesitas, aquellos que son fortaleza en tu debilidad y tu punto de apoyo cuando necesitas avanzar.

Leave a Comment