Motivación

CADES – BERNEA, EL DESAFÍO PARA EL NUEVO AÑO

Expectante el pueblo de Israel se ha congregado para escuchar el informe de los espías que Moisés ha enviado a reconocer la tierra prometida, doce hombres seleccionados para tal misión, que a su regreso no solo tienen mucho que decir sino también evidencias que mostrar de lo que se encontraron en las tierras que fueron a reconocer, como frutos de hermoso aspecto. El informe que entregan responde a dos puntos de vista totalmente diferentes diez de los espías han decidió ver y contar a sus hermanos lo malo que desde su manera de observar las cosas tiene esta tierra. Manifiestan que la tierra que tiene por delante está habitada por gigantes, que las ciudades son grandes y fortificadas y que de ninguna manera podrán vencer a los pueblos que habitan dicha tierra. A pesar de este desalentador panorama dos de los espías Caleb y Josué han decidido ver lo que tienen frente a ellos de una manera diferente y presentan un informe esperanzador diciendo “La tierra que recorrimos y exploramos es increíblemente buena. Si el Señor se agrada de nosotros, nos hará entrar en ella. ¡Nos va a dar una tierra donde abundan la leche y la miel! (Num 14:7-8).

Así mismo cada año desde el mes de enero los medios de comunicación y la gente en general hacen cábalas sobre cómo será el año que se avecina y no faltan aquellos que como los diez espías negativos presentan sus argumentos de por qué el año que viene será malo, argumentos basados en las crisis económicas que se están viviendo, en los fenómenos naturales, en la profecías y hasta en agüeros que como sucede en el caso del 2013 declaran que el “13” es un numero de mala suerte.

Pero también encontramos personas que como Caleb y Josué han decidido ver lo que está por venir con mucha esperanza y rinden informes muy positivos, ven los problemas que se vienen como desafíos y oportunidades y creen en que todo va a ser mejor así sean pocas las pruebas que fundamentan esa esperanza, eso es tener fe, certeza y convicción de lo que se espera aunque no se vea (Heb 11:1).

Hoy, al inicio de este nuevo año nos encontramos como en Cades – Bernea que fue el sitio donde el pueblo de Israel recibió los informes de los espías, la entrada a una tierra maravillosa o a un lugar de muerte según los puntos de vista y desde esta línea podemos decidir cual informe acogemos: el esperanzador o el desolador.

Tú decides como enfrentas desde ya este nuevo año, tú decides a cual informe le prestas tu atención, recordemos que la mayoría de los israelitas decidió creer en el informe negativo a pesar de las promesas que Dios les había dado y por su dureza vagaron 40 años en el desierto y murieron en él la mayoría, aunque hubo excepciones como Josué y Caleb quienes a diferencia de sus antepasados si vieron la tierra prometida, ¡encontraron aquello en lo que creyeron!

Leave a Comment