Programación Neurolingüística

CÓMO ADELGAZAR DESDE LA MENTE

Siempre al iniciar un año los gimnasios y centros de acondicionamiento físico se encuentran abarrotados de personas que se dijeron el 31 de diciembre “este año si voy a adelgazar” y a los pocos días ya la mayoría ha claudicado en su intención de tener una esbelta figura y mejorar su salud.

Seguro te inquieta saber: ¿Por qué hay personas que comen como cerdos y no engordan? Lo peor es que tu no estas entre ese selecto club de privilegiadas por la naturaleza

¿Por qué hay personas que se engordan hasta con el aire que respiran?  Y tú tienes membresía VIP en ese club.

¿Por qué te esfuerzas y sudas para bajar y los resultados duran tan poco?

¿Por qué cuando bajas unas pocas libras con tanto sudor, luego sin ningún esfuerzo los ganas de nuevo y con intereses?

Obviamente, bajo ese panorama prefieres 1. Desistir de cualquier intención de adelgazar que implique esfuerzo, 2. Resignarte diciendo frases como “así soy” “Dios lo quiso así” si me van a querer que me quieran con mis rollitos”

Lo que seguramente no sabes es que hay una terrible fuerza que no permite que logres tus metas de adelgazamiento, esa fuerza eres tú o mejor… TU MENTE.

Te invito a que compruebes lo que te planteo acerca de tu mente: Presta atención a aquella amiga que no engorda aunque come más que tú, escucha lo que dice acerca de su figura y encontraras declaraciones como “yo no engordo ni a la fuerza”. Es una mujer que está condicionada desde su mente para no engordar, tiene un programa mental que la “protege” de subir de peso, lleva años repitiéndolo y su cuerpo obedeciéndolo. En cambio la mayoría de personas con sobrepeso viven declarando y quejándose de su gordura y su aspecto físico, de igual manera están condicionadas pero en este caso es un programa mental para mantenerse con sobre peso. Tú dirás que eso no es lo que has buscado, y así es, aunque no lo hayas querido el programa habita en ti, tus comportamientos y malos hábitos dependen de este programa mental y estará allí hasta que lo reemplaces por otra idea que te rinda más provecho.

Por supuesto tú no sabes cómo y cuando llegó ese programa mental a ti, fue hace muchos tiempo, posiblemente desde tu infancia cuando en tu casa te llamaban “gordita” o cuando tu madre te servía la cena y si no comías se sentía rechazada o te consolaba en tus momentos de tristeza con un postrecito, entonces creo en ti un fuerte vínculo mental entre afecto, sentimientos y comida.

¿Ahora entiendes por qué por más que te esfuerzas no adelgazas? O ¿por qué sin esfuerzo ganas peso rápidamente?

Obviamente que los malos habitos alimenticios y la vida sedentaria llevan a que persista el sobrepeso, el punto aquí es el relacionado con esos casos donde si hay una intención de llevar una vida saludable y no se logra por razones que hasta unas líneas más arriba eran desconocidas.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ver resultados en tus propósitos de adelgazamiento? Sigue estas cinco recomendaciones

1. DEJA DE REPETIR QUE ESTAS GORDA Y NO PERMITAS QUE TE LLAMEN “GORDA”.

Cuida lo que dices y piensas de ti misma recuerda que los programas mentales germinan y se implantan cuando repetimos palabras y pensamientos, habla bien de ti.

2. SIGUE UN RÉGIMEN ALIMENTICIO.

No creas que trabajar en tu mente es suficiente, además de controlar lo que dices, también debes controlar lo que comes, en este aspecto las sugestiones a la mente son de mucha ayuda para disminuir la ingesta de alimentos que causan sobrepeso. Consulta con un nutricionista cual es la mejor dieta a seguir y luego programa tu mente para seguir el régimen. Si deseas puedes consultarme sobre cómo generar un programa mental que te ayude en tu dieta (escríbeme en el formulario al final)

3. PROGRAMA DISCIPLINAS SALUDABLES Y CÚMPLELAS POR LO MENOS DURANTE UN MES.

Realiza actividad física, motívate para empezar y perseverar, aquí también hace falta que te programes mentalmente de manera anticipada para cumplir con tu meta, después de unos días se convertirá en un hábito luego tu cuerpo al sentirse mejor te pedirá que sigas. En 21 días se habrá creado en ti el hábito de la actividad física pero yo te propongo un desafío de 30 días, pensando en los beneficios que obtendrás al cabo de ese mes.

4. PONTE DESAFÍOS CLAROS EN CUANTO A BAJAR DE PESO.

No bajes por bajar recuerda que no es solo un tema estético sino de salud, establece previamente cuál es tu peso ideal, imagina como te quieres ver y frecuenta esa imagen mental.

5. BUSCA OTRAS ALTERNATIVAS A LA COMIDA PARA TRATAR TUS EMOCIONES Y ESTADOS DE ÁNIMO.

Ya tú tienes claro que con la comida sobrellevas mejor tus estados de ansiedad, tristeza, rabia, alegría; Pero eso te impulsa a comer todo el tiempo, comienza a explorar alternativas de actividades con las que te sientas mejor en momentos difíciles o puedas sobrellevar tus ratos de alegría sin necesidad de llenar el estómago. Es importante además que trates previo al inicio de cualquier dieta tus situaciones emocionales y frustraciones que más te aquejan.

Wilman Cuellar

Coach – Especialista en Programacion mental para dietas de adelgazamiento

Contacto

Leave a Comment