Ventas

CÓMO DETECTAR (POR SU CARA) A LOS BUENOS VENDEDORES

Hay una apasionante disciplina en la que me he especializado en los últimos años y que ya he mencionado en otros de mis artículos; Se trata de la morfopsicologia la cual nos permite descifrar ciertas formas de comportamiento de las personas de acuerdo a sus rasgos y características corporales en especial las de su rostro.

Entonces si somos buenos observadores podemos obtener información valiosa acerca de las personas, algo de inmenso valor cuando se trata de relaciones amorosas y de negocios, pero en estas líneas solo me enfocaré en el ámbito comercial; Con este conocimiento podrás elegir a los mejores vendedores si eres jefe de ventas o trabajas en selección de personal y también podrás obtener cierta ventaja en negociaciones al conocer de antemano las debilidades de aquellos con quien tratas comercialmente.

Aunque es un tema muy amplio y de muchos detalles, trataré de resumir en pocas líneas la explicación para que tengas esta herramienta y la puedas usar en favor de tus resultados. Así que vamos a analizar por ahora solo tres elementos: Mentón, Boca, Nariz y Frente.

El mentón que se dirige hacia adelante demuestra osadía y decisión algo fundamental en una persona que se desempeñe en el área comercial, en cambio un mentón en retroceso, con poca proyección hacia adelante puede ser un indicador de excesiva prudencia, discreción y hasta inseguridad.

La boca que caracteriza a un buen vendedor es la que naturalmente tiene una leve sonrisa marcada o aquella donde las comisuras de los labios se dirigen hacia arriba a esto se le llama boca “tónica” y es propia no solamente de los buenos vendedores sino también de muchos políticos (Que son entrenados para manifestar estos rasgos), esta característica demuestra que la persona tiende a ser extrovertida y con buena capacidad de dialogo, pero si nos encontramos con una persona de boca “átona” donde las comisuras se dirigen hacia abajo, y que hasta al sonreír se nota cierta tristeza en la forma de la boca, podemos deducir con mucha certeza que se trata de una persona con dificultad para entablar y sostener diálogos interesantes y que tienen cierto nivel de aprensión.

La nariz refleja la capacidad de conexión de una persona, de establecer relaciones, las personas que poseen nariz proyectada “alargada” tienden a ser más comunicativas y sociables por el contrario la persona poseedora de una nariz “Chata”, aplastada o que no sobresale en el rostro le es más difícil establecer relaciones sociales, ahora, no quiere decir que es todo o nada, seguro estarás pensando que tu nariz no es ni larga ni chata, pues bien, lo que debes observar es hacia que rasgo se dirige más tu nariz; Otro aspecto a observar en la nariz es si es carnosa o por el contrario seca, estas son propias de personas más radicales, inflexibles y reservadas, lo cual es contraproducente en el oficio de ventas, mientras que las primeras caracterizan a personas diplomáticas, amables y que brindan buen trato.

La frente de un buen vendedor generalmente es inclinada, lo que demuestra combatividad y capacidad de resistir los “portazos en la cara” que son propios del oficio de ventas, es decir que tiene capacidad de enfrentar los “no” y seguir adelante, perseverando hasta alcanzar su objetivo, por el contrario una frente plana, en vertical, se frustra fácilmente ante la negativa de los clientes, carecen de interés y dinamismo hacia el logro de los objetivos comerciales.

Para finalizar es importante aclarar varios puntos:

  1. En morfopsicologia entendemos que estos rasgos son tendientes y no concluyentes, es decir que lo que observamos no lo podemos tomar como una ciencia exacta sino como una tendencia de comportamiento del individuo.
  2. Aunque planteamos dos características que pueden ser opuestas: Nariz larga o chata, frente inclinada o vertical etc. Puede haber puntos intermedios, debemos observar hacia que extremo se dirige mayormente el rasgo.
  3. No son los rasgos faciales los que determinan el comportamiento de una persona es el comportamiento sumado a las diferentes experiencias vividas por el individuo lo que va marcando y definiendo sus rasgos.

Si te gusta esta información, compártela y si quieres seguir aprendiendo inscríbete en este formulario para invitarte a nuestro siguiente evento de capacitación en Morfopsicología y tipología de clientes.

Wilman Cuellar

 

Leave a Comment