Salud y Bienestar

CÓMO DETECTAR SI TÚ O ALGUIEN QUE CONOCES SUFRE DE DEPRESIÓN

A veces todos nos sentimos tristes, sea porque nuestro negocio no funciona, o porque nuestra pareja está distante, o porque nos hemos peleado con alguien. Pero, siempre habrá ciertos signos que señalan a que lo que está pasando es algo más que solo tristeza.

Si te sientes desolado, o más cansado de lo normal, o ves a alguien cercano alejándose de todos y más callado de lo usual, entonces puede ser señal de que tú o ellos están lidiando con la depresión. Esta enfermedad mental es difícil de manejar y se puede convertir en algo grave si no se trata a tiempo y con sumo cuidado, así que es mejor estar pendiente y saber leer los signos de que algo anda mal.

Estas son las cosas que te ayudarán a saber si tú o alguien que conoces sufre de depresión:

 

  • Baja autoestima: la depresión suele ocurrir con más frecuencia en aquellas personas que son muy exigentes consigo mismas y que por ende todo lo que hacen les parece mal o inadecuado. Si notas que te sientes mal contigo mismo, que todo va mal con tu trabajo y tus relaciones personales, y que no eres capaz de luchar por tus metas, esto es un signo de que tiene baja autoestima y tal vez que estás sufriendo de depresión. Lo mismo puedes notar de tus amigos o seres queridos, y si crees que desde un principio ellos tienen baja autoestima, pueden estar en riesgo de caer en depresión.
  • Falta de motivación: hay días mejores que otros, pero la verdad es que la falta de motivación continua no es normal. Si te levantas sin ganas de ir al trabajo o a clases, si ya no sientes ganas de salir con tus amigos o tu pareja, si te cuesta hasta tomar un baño, entonces es probable que estés sufriendo de depresión. Lo mismo puede ocurrirle a tus amigos o seres queridos, y si ves que dejan de asistir a eventos, de responder tus mensajes o llamadas, o que ya no salen de la casa, es mejor que chequees que se encuentren bien y que no estén deprimidos.
  • Insomnio o cansancio extremo: si se te hace difícil conciliar el sueño, o seguir durmiendo cuando ya has logrado conciliarlo, entonces puede ser signo de que hay cosas que te agobian y que te hacen sentir ansioso a la hora de dormir. Al contrario, puede ocurrir también que duermes demasiado, pues prefieres escapar la realidad de tu día a día durmiendo y ya no te interesa atender a ninguna de tus responsabilidades. Si ves que esto está ocurriéndole a alguien que conoces, es importante que hables con ellos para ver si tienen problemas que les preocupan o un sentimiento de cansancio extremo.
  • Falta de apetito: el comer poco o no sentir ganas de comer nada es una señal de que algo anda mal. Si has notado que ya no comes como antes, o que no tienes apetito por nada, entonces debes explorar que hay detrás de ello, pues usualmente es parte de problemas emocionales y más.
  • Pensamientos negativos: no se puede ser feliz todo el tiempo, pero la tristeza absoluta y la negatividad acompañan la depresión. Si te paras en cualquier momento del día y notas que lo único que te pasa por la cabeza son malos pensamientos, entonces es momento de hacer un cambio. Así sucede también con tus seres conocidos, pues si ves que han sido negativos y que todo les parece aburrido o malo, es hora de que hables con ellos a ver si hay algo más que solo un mal día. Tener la capacidad de reconocer la negatividad es difícil cuando ya se está deprimido, pero puede hacerse antes si se tiene cuidado y atención.

Recuerda que la depresión no debe ser un tabú, sino algo que puedas luchar y vencer en algún momento. Si tomas en cuenta estos puntos puedes además encontrar las claves para ser exitoso aun cuando te sientes un fracaso. No debes enfrentar la depresión solo, y puedes ayudar a tus amigos o conocidos a enfrentarla también, pues es algo que se debe hablar e identificar.

Artículo en colaboración con https://gananci.com/