Salud y Bienestar

CONSEJOS PARA COMBATIR EL BULLYING EN LAS ESCUELAS

El acoso escolar es un problema grave porque afecta a la salud y el bienestar de los estudiantes, convirtiendo al entorno educativo en un espacio inseguro.

El “bullying” o acoso escolar es un problema muy serio. Puede pasar en cualquier lugar, en persona, por mensajes de texto, o en las redes sociales y es afrontado por todas las edades y niveles de educación.

No es una broma ni una etapa. El acoso escolar puede ser perjudicial para la vida de una persona ya que atenta directamente contra su dignidad.

¿Qué características tiene el “bullying”?

Se trata de una acción agresiva e intencionalmente dañina.

Se produce de manera repetida.

Se da en una relación en la que hay un desequilibrio de poder.

Se da sin provocación de la víctima.

Produce daño emocional.

Existen tres roles diferenciados entre los participantes de la conducta de “bullying”: el “bully” o agresor, la víctima que sufre la agresión, y los que observan, es decir, los espectadores o testigos que con cierta frecuencia apoyan al agresor ya sea activamente, o quienes por miedo a convertirse en víctimas, apoyan con su silencio.

El acosador necesita de su público para sentirse más popular y para generar mayor humillación en la víctima. Además, como no siempre hay un adulto a la vista, el testigo puede jugar un rol determinante por lo que resulta esencial trabajar con él.

Como líderes de la educación, debemos desalentar el “bullying”. Hay medidas que ayudan, como por ejemplo:

  • Trabajar las habilidades socio-emocionales
  • Trabajar las relaciones interpersonales
  • Ofrecer talleres a alumnos, padres y docentes
  • Trabajar técnicas como las dramatizaciones
  • Pero por sobre todas las cosas, debemos trabajar la empatía desde pequeños.

Fuente: Minuto Uno