Historias de Éxito

Convierte tus frustraciones en bendiciones

frustracion

Es una sensación común y hoy en día muy normal, pero, no por eso debemos permitirnos que nos acompañe por largos periodos de tiempo, ya que la frustración prolongada te puede sumergir en profundos estados depresivos.

Muchas veces sentimos que las cosas no se nos dan, que nos esforzamos mucho y no avanzamos por razones ajenas a nuestra voluntad. Y nos llenamos de desilusión, decepción, rabia y tristeza, algunos deciden seguir cargando esas emociones y sus consecuencias, que para nada son convenientes, pero otros asumen con sabiduría estos momentos y llegan incluso a gestar grandes hazañas.

Es el caso de Reed Hastings un joven visionario que, a partir de sentirse frustrado, procuró no volver a sentir algo así. A mediados de la década de los 90s Hastings visionó una gran oportunidad a partir de un percance que le sucedió en una tienda de alquiler de películas de la reconocida Blockbuster, donde había alquilado la película Apolo 13.

Al no entregar la película en su debido momento, Hastings fue multado con un cargo de $40 dólares, los cuales no quería pagar, pero, sabía que debía hacerlo, pues claramente era su error.

Esa lucha interna entre no querer pagar una multa que no esperaba y por otro lado, mantener limpio su buen nombre, le generó un estado de frustración que lo llevó a pensar profundamente en cómo evitar que otros sintieran lo mismo.

Un día de camino al gimnasio pensó en el modelo de negocio de los centros de acondicionamiento, donde el cliente paga y si quiere asiste o no.

Inmediatamente pudo conectar su estado de frustración con este modelo de negocio y de ahí surgió la idea de un sistema de alquiler de películas gestionado por el naciente comercio electrónico y que no implicara tener que pagar multas.

Así fue que Red Hastings se unió a su amigo Marc Randolph y dieron vida a lo que hoy conocemos como NETFLIX, empresa que en la actualidad cuenta con más de 200 millones de suscriptores en todo el mundo.

Si, nadie quiere tener una frustración, pero, ¿Qué pasaría si canalizas la energía que genera un hecho que detiene tu avance, y lo conviertes en ideas de soluciones que te eviten volver a sentir eso?

Te puede interesar: Sinergizar con propósito

Como dice Brian Tracy “Cada persona exitosa que he conocido ha tenido un momento de crisis. En ese momento fue cuando tomó una decisión clara, específica e inequívoca de no volver a vivir nunca más esas circunstancias”.

El cerebro subconsciente usa nuestras emociones como combustible, por eso la frustración ha sido para muchas personas el punto de partida de grandes logros.

Tú también lo puedes hacer, ten en cuenta estas cinco recomendaciones para convertir la frustración en bendición.

  1. Evita tomar decisiones en el acaloramiento de la frustración.
  2. Evita quejarte: La queja te resta energía y profundiza la sensación de fracaso.
  3. Piensa estratégicamente: No veas solo lo “malo”, reflexiona sobre todos los aspectos que se derivan de la situación, buscando aportes valiosos para tu vida.
  4. No asocies la frustración con tus capacidades: evita pensar que lo que te sucede es fruto de una incapacidad o falta de talento.
  5. Busca ayuda: Alguien que no solo te de ánimo, sino que te muestre otra perspectiva de lo sucedido.

Leave a Comment