Motivación

CUANDO PASA EL TEMBLOR – 10 ASPECTOS POSITIVOS DE LA TRAGEDIA

“La vida sigue” es una de las frases más usadas después de una tragedia, algunos no la entienden en toda su extensión, si, la vida sigue y aunque cueste aceptarlo sigue con sus cosas buenas y sus cosas malas, con las que entendemos y con las que no nos explicamos; Sin embargo hay algo que es diferente después de una tragedia para los sobrevivientes y es que aunque la vida siga con todos sus ingredientes, los que quedan pueden usar la experiencia para fortalecer su ser interno y traspasar nuevas fronteras, las que no habrían explorado si no hubiera sucedido un evento catastrófico.

Si bien una tragedia como la sucedida en Ecuador con el terremoto 7,8 de hace unos días deja mucho sufrimiento, también es cierto que cada persona decide que hará en lo sucesivo con el dolor que genera la tragedia: quedarse frente al muro de los lamentos llorando y quejándose por lo sucedido o tomar acción y empezar a cambiar lo que puede cambiar y convertirse en protagonista de una nueva realidad. Pensando en que eres uno de los que no se conforman y buscan un futuro diferente, te quiero presentar 10 aspectos positivos que quedan de esta tragedia:

  1. Revela capacidades que no conocías

Esta es una oportunidad para explorar el potencial que tienes, con una tragedia no solo se pierden bienes materiales y vidas de seres amados, sino que también se disminuyen y hasta desaparecen aspectos negativos como los temores. Son muchos los testimonios de sobrevivientes que ahora dicen que no pensaban que eran capaces de sobrevivir debajo de los escombros, pero sacaron fuerzas y lo lograron, otros al perderlo todo se están viendo obligados a emprender actividades económicas que antes no hubieran hecho por miedo al “que dirán” o a los señalamientos de la sociedad, muchos ahora están descubriendo que pueden ser más y hacer más y están entendiendo que hay un propósito superior en el hecho de que estén vivos.

  1. Te hace más resistente

Es increíble ver al pueblo japonés como afronta las tragedias, es un país donde la tierra se estremece constantemente por su ubicación en el cinturón de fuego del pacifico, han soportado 5 terremotos de gran magnitud en los últimos 15 años, además de un tsunami devastador que afectó algunas de sus plantas nucleares; y es el único país que ha vivido ataques con bombas atómicas. Sin embargo la cultura nipona ya ha entendido que por más que se preparen nunca podrán estar inmunes a las tragedias naturales y es esa una de las razones por las cuales su preparación es más mental y emocional, están preparados para resistir, afrontar y levantarse cuantas veces sea necesario, tienen un alto nivel de resiliencia que han desarrollado a través de tantos años de padecimiento. Cada catástrofe eleva nuestro nivel de resistencia, cuando lo pierdes todo en un terremoto sabes que sí puedes superar tal situación, ya no te vas a cortar las venas cuando pierdas tu empleo, te deje tu pareja o pierda tu equipo de futbol; Aprendes que eso es irrelevante comparado con la tragedia a la que has sobrevivido; Sabes que ahora si caes, resistes, afrontas y te levantas.

  1. Te obliga a explorar nuevos horizontes.

Una tragedia te lleva a salir de la zona de bienestar, donde te mueves fácilmente. Cuando lees las historias de grandes empresarios te das cuenta que muchos de ellos se vieron obligados a dejar sus lugares de origen, algunos en contra de su voluntad, otros tuvieron que dejar de hacer lo que sabían hacer y dedicarse a actividades para las que no estaban inicialmente preparados. El dolor generado por una catástrofe es un motor que te debe impulsar a mirar otros horizontes, a verte de manera diferente y a ver el mundo con otros ojos.

  1. Te prepara para afrontar nuevos desafíos

Como ya lo mencioné la vida sigue, con los desafíos propios del hecho de vivir, El afrontar una tragedia es como subir un nivel en tu conocimiento de aspectos vitales como tu concepto de lo “bueno y lo malo”. Víctor Frankl, creo lo que se conoce como la logoterapia, que es la terapia del sentido que en resumen nos enseña que la vida es más fácil vivirla y afrontar los retos que nos propone si hay una razón para vivir, cabe anotar que este psiquiatra inició la concepción de sus teorías estando en medio de la tragedia del holocausto Nazi como prisionero en un campo de concentración y después de haberlo perdido todo, menos las ganas de vivir. Después de un terremoto generas una capacidad superior para enfrentarte a los retos diarios.

  1. Te hace más sensible

Hay dos tipos de sensibilidad a las que quiero referirme la primera asociada a nuestros sentidos, cuando una persona ha vivido todo lo que significa estar en medio de un terremoto sus sentidos quedan en estado de alerta haciéndolos más perceptivos a todo lo que sucede, lo cual beneficia la identificación y exploración de nuevas oportunidades. El otro tipo de sensibilidad es la emocional por la cual las personas tienden a dar y aceptar más afecto aunque antes no lo hubieran hecho, se podría decir que una tragedia genera una mejor preparación afectiva y emocional.

  1. Desarrolla la espiritualidad

Es increíble como un movimiento telúrico, genera tanto movimiento espiritual, al punto que los más religiosos asocian lo sucedido a castigos divinos para que el hombre se acerque de nuevo a Dios, considero que tanto la persona que en lo profundo de si mismo ha sentido la necesidad de creer en un ser superior; La que se ha alejado de su creencia, al igual que la que honestamente ha decidido no creer y abiertamente manifiesta razones de peso para su posición, tienen muchas preguntas sobre la vida después de la tragedia, que en ocasiones la ciencia no resuelve y que obliga a muchos a acercarse al plano espiritual tratando de encontrar respuestas.

  1. Combate la arrogancia

Es una buena oportunidad para entender que tu estatus social, posición económica, estudios o títulos no te hacen inmune a las fuerzas de la naturaleza, si eres de los que creen que deben tener o que tienen todo bajo control, pues bien, ahora te das cuenta que el que se moviera la tierra no lo pudiste controlar ni predecir, muchos en medio de estas situaciones, con todo y su estatus terminan en albergues para damnificados compartiendo con aquellos a los que bajo circunstancias normales, ni siquiera saludan.

  1. Genera unidad

Luego del terremoto en Ecuador y como sucede por lo general después de una tragedia el pueblo se unió en un solo sentir ya no hubo diferencias entre regiones, creencias ni razas y, aunque el sentido de unidad a nivel del país menguó después de unos días, este sentido no se pierde entre los damnificados y las personas que aun habitan en las zonas de desastre.

  1. Desarrolla la creatividad y la innovación

¡Es tiempo de crear! Puede leerse como insensibilidad, pero, seguro después de que has sido afectado por un terremoto tienes mucho tiempo disponible, tiempo que le entregabas a tu actividad laboral o tiempo que te robaban la televisión y la internet además tienes un cerebro funcionando a mil, con lo cual, si consigues la motivación interna necesaria puedes empezar a crear alternativas de solución a la situación que tienes actualmente.

Te invito a leer también: CUANDO LAS COSAS NO VAN BIEN, ES TIEMPO DE CREAR

  1. Despierta el sentido de colaboración y solidaridad

Las ayudas han llegado en grandes cantidades, los que no fueron afectados se han dado a la tarea de aportar para amainar el dolor de sus hermanos ecuatorianos; En medio de la tragedia la mayoría de personas sienten el deseo de intervenir en mayor o menor medida en la solución. Esto sensibiliza a un pueblo para seguir ayudando y solidarizándose también en otras circunstancias.

Wilman Cuellar

Leave a Comment