Coaching

¿DE QUE MANERA UN COACH PUEDE AYUDARTE A IMPULSAR TU EMPRESA?

La figura del ‘entrenador de negocios’ se ha vuelto popular entre las pequeñas y medianas empresas, en las que el emprendedor muchas veces necesita alguien para ‘rebotar’ ideas

Contratar un coach de negocios se ha vuelto una tendencia cada vez más popular en el entorno empresarial. A diferencia del coaching ejecutivo (que está dirigido a mejorar el desempeño y potenciar las habilidades de los cuadros gerenciales de una empresa), el business coaching está orientado al emprendedor, sobre todo el que lidera una pequeña o mediana empresa y que tiene por delante el reto de crecer o llevar a su compañía al siguiente nivel.

La función del business coach. A diferencia del líder de una empresa grande, que está acompañado de otros cuadros especializados y puede contar con el apoyo de asesores y consultores, el pequeño o mediano emprendedor puede sentirse con frecuencia ‘aislado’ o ‘solo’; es decir, sin compañía de otros colaboradores dentro de su empresa con los que pueda intercambiar ideas. El coach puede suplir esa carencia y aportar conocimientos sobre otras áreas de los negocios que no son dominadas por el emprendedor.

¿Cuándo hay que contratar a un coach de negocios? La prestigiosa revista Forbes señala ocho síntomas que puedes tomar en cuenta para tomar esta decisión:

1- Si te sientes abrumado por el trabajo. Por ejemplo, si sientes que trabajas mucho y las horas del día no te alcanzan para todos lo que hay que hacer, o si tienen la sensación de que no controlas del todo tu negocio o a tus colaboradores.

2- Necesitas un confidente, alguien con quien puedas hablar sinceramente sobre tus inquietudes, ambiciones y temores respecto a tu negocio, sin miedo a quedar en evidencia ante tus colaboradores. El coach, además, te puede dar la retroalimentación (‘feedback’) que necesitas.

3- Sabes que hay que hacer, pero no lo haces. A veces, pese a que tienes clara cuál debe ser la hoja de ruta de tu negocio, te hace falta alguien que te empuje a implementarla. El coach puede ser esa persona.

4- No estás obteniendo los resultados que deseas. Puede ser que creamos que el emprendimiento está en el camino adecuado, y la verdad es que no. El coach puede aportar una mirada diferente que permitan cambiar el rumbo.

5- Quieres ahorrar tiempo y dinero. La experiencia de un buen coach de negocios puede ayudar a que la implementación de un emprendimiento sea más rápida y eficiente.

6- Caes en la cuenta de que solo te haces caso a ti mismo. Si las únicas ideas a las que haces casos son las tuyas, tu negocio está en grave peligro. Ten en cuenta que, como líder, es posible que tus colaboradores tiendan a no cuestionarte. Es tiempo de contar con alguien más que pueda aportar otra mirada.

7- Sientes que no avanzas y te frustra. Es posible que la dinámica del centro de trabajo no sea la correcta y tú no lo notes. El coach te puede ayudar a detectar el problema y resolverlo.

8- Quieres que tu negocio crezca. El emprendedor debe estar dispuesto a recibir nuevos estímulos y discutir nuevas ideas. Una mirada alternativa siempre es bienvenida.

Fuente: http://rpp.pe

Leave a Comment