Motivación

EL MURO Y LA ARAÑA

Cuenta una historia del siglo pasado, que en la Rusia comunista un cristiano fue descubierto y tuvo que huir para salvar su vida. Los soldados del régimen le perseguían a paso firme con la orden de ejecutarlo. Cansado y ya sin fuerzas, llego hasta cierto lugar donde había un hueco en la peña lo suficientemente grande como para meter un cuerpo humano.
Sin más opciones, decidió meterse en dicho hueco sin saber que habría dentro. Ya se oían los pasos de los saldados cuando alcanzó a introducirse dentro de la estrecha cueva. Mientras trataba de acomodarse lo más silenciosamente posible para no advertir a sus perseguidores, de repente vio en la entrada de la cueva a una araña que plácidamente comenzó a tejer su red. Pensamientos de indignación llenaron su mente. ¿Cómo podía Dios pagarle así, si él había renunciado a los ideales de su nación por seguir a Jesús? ¿Es que no le veía Dios allí, tirado en un pozo frio y húmedo? ¿O acaso esta simple araña valía mas para Dios que él?… Los soldados llegaron y se detuvieron justo frente de aquella pequeña cueva. Aquel cristiano temblaba de pánico. Uno de los soldados, al ver el hueco dijo: “podría haberse metido aquí. Echemos una mirada adentro”. Ya se estaba agachando para observar cuando el capitán de la compañía dijo: “Es inútil soldado no pierda tiempo”. ¿Por qué señor?  Preguntó el soldado.

– “Bueno es obvio que nadie ha entrado en este agujero hoy. ¿No ve la tela de araña que cubre la entrada?”- cuando se retiraron, aquel cristiano salió con dificultad de la estrecha cueva. Antes de irse escribió en la piedra, al costado del hueco: “Con Dios, hasta una tela de araña puede convertirse en un muro, pero sin El hasta el muro más grande puede ser como una tela de araña”.

¿Te encuentras en una cueva? ¿Sientes que para Dios vales menos que una simple araña? Conversa con Él. Aunque tú no le veas, Dios ya está obrando a tu favor y Él si te ve, Siempre te ve y te ama más que a nadie.

Fuente: Martini Pablo – Una pausa en tu vida – Edit. CLC

Leave a Comment