Motivación

EL PERRO QUE SE QUEJABA

Paseaba un hombre por las calles de un pueblo, y al pasar por delante de una casa le llamó la atención los gemidos de un perro.

Al acercarse vio al animalito tumbado en un pasillo gimiendo lastimosamente y a su lado, en una mecedora, su dueño leyendo sin inmutarse lo más mínimo por los quejidos de su perro.

El transeúnte extrañado le dijo al dueño: -¿No se da cuenta de que el perro se está quejando?

A lo que el dueño respondió: -Claro que me doy cuenta

– ¿Y no piensa llevarlo al veterinario para averiguar la causa de sus lamentos?, le sugirió el transeúnte.

– No, contestó el dueño.

– ¿Y por qué no lo lleva?, siguió insistiendo el transeúnte.

– El problema que tiene es que… es un perro perezoso.

– ¿Perezoso?

– Sí, contestó el dueño,

– Ahora se lo explico… El perro se acuesta siempre en el mismo sitio, y justo en ese lugar hay un clavo que sobresale un poco del suelo de madera. El clavo, le pincha lo suficiente para quejarse, pero no lo bastante para que cambie de lugar.

Algunas personas tienen la conducta del perro de esta historia, viven día tras día quejándose, es su actividad preferida, refieren ante sus amigos, parientes y hasta ante los desconocidos las historias de su desgraciada vida, viven culpando a sus padres, al clima al gobierno y a Dios de sus tragedias; Pero no están dispuestos a hacer nada para salir de la posición en que se encuentran, el malestar que tienen solo les motiva a quejarse, buscar culpables e inventar excusas y finalmente dicen que el destino ha sido cruel con ellos.

El psicoterapeuta Albert Ellis dijo:

“Los mejores años de su vida son aquellos en los que usted decide que sus problemas son solamente suyos. Entonces no culpara a su madre, a la ecología o al presidente. Se dará cuenta que usted controla su propio destino”

Si sufres este mal de muchos, el de la “Queja crónica” si estas inconforme con lo que crees que te “tocó vivir”, déjame decirte que tienes toda la capacidad para salir de tu condición, simplemente ¡HAZLO YA!

Leave a Comment