Historias de Éxito

Entrena tu mente para lograr las cosas ¡No más excusas!

Hay un relato muy popular llamado “Mensaje a García” y es uno de mis favoritos. Este mensaje está basado en algo que ocurrió en el siglo XIX, se trata de una persona que debía entregar un importante mensaje a Calixto García quien era jefe de las fuerzas rebeldes de Cuba durante la guerra.

El asunto es que García estaba escondido en la selva y a pesa de haber sido buscado hasta el cansancio por España, no habían podido localizarlo, sin embargo Estados Unidos necesitaba también comunicarse con este hombre, por lo que le dieron al Teniente Andrew Summers Rowen la tarea de entregarle una carta Este teniente fue el elegido debido a su desempeño en las fuerzas armadas estadounidenses y cuando el presidente de Estados Unidos en ese momento le dio la información a su jefe de inteligencia militar, este recomendó a Summers Rowan.

A pesar de que “Mensaje a García” es un escrito muy conocido en todo el mundo y que ha sido traducido a más de 100 idiomas, considero que el verdaderamente famoso es García, el destinatario de la carta, pero quien realmente se merece el crédito es el teniente Summers Rowan, por eso no dejaremos de repetir su nombre en este artículo ya que es un hombre de quien definitivamente podríamos aprender muchas cosas.

Si como Summers Rowan quieres tener éxito en lo que te propongas, te recomendamos echar un vistazo a este artículo.

Ahora, si te preguntas por qué la hazaña de este teniente fue tan comentada que hoy en día sigue siendo tema para escribir artículos al respecto, necesitas saber lo siguiente:

  • El protagonista de mensaje a García tenía un objetivo en mente y eso fue lo que fue a hacer. No sabemos las dificultades por las que este tuvo que pasar. La historia central es que luego de 3 semanas el hombre regresó con la noticia de que la tarea había sido cumplida.

¿Qué pasa cuando te trazas una meta? ¿Vas y la cumples o te quedas atascado en los obstáculos que pueden -y seguramente van a- aparecer en tu camino? El teniente Andrews sabía que para poder cumplir su cometido debía esforzarse y lo más probable es que también estuviera claro de que no iba a ser tarea fácil, aún así no expresó ninguna excusa, sino que tomó la responsabilidad como suya y posteriormente la completó.

  • Creyó en sí mismo. Esto podemos saberlo porque se lanzó a la aventura probablemente sabiendo que ya todo el ejército español estaba tras la pista de García y no había podido conseguirlo.

Si quieres aprender a dominar tus miedos en la toma de decisiones lee este artículo

Si Andrew Summers hubiese tenido otra mentalidad, una un poco más común, en vez de salir directamente a cumplir la orden una vez le fue dada, quizá se habría negado diciendo que él no iba a poder llevar a cabo esa tarea tan complicada. Recuerda el contexto, este hombre debía localizar a otro en la selva de un país extranjero con un idioma diferente al suyo ¡Nada sencillo!

  • Una tercera cosa que podemos aprender de este valiente teniente que entregó el mensaje a García (lo cual fue vital para que Estados Unidos ganara la guerra posteriormente) es que tenía la actitud correcta para lograr su objetivo.

En el relato no dice que Summers Rowan pidió instrucciones. Tampoco dice que esta persona expresó que “intentaría cumplir con la misión”. De hecho, él dio por sentado que la haría.

Trabajar con personas que tienen esta forma de pensar es una alegría ya que esos siempre buscan la manera de “cómo se puede” y cuando se les presenta alguna dificultad no lo ven como el fin del camino, sino como algo que hay que buscar la manera de solucionar para seguir adelante.

Si trabajas en equipo lo mas probable es que te hayas topado con personas que no solamente no podrían llevar el mensaje a García, sino que serían incapaces de llevarlo incluso a su propio vecino si no se les da las instrucciones claramente y se les prepara el camino para que ellos puedan ir y volver sin ningún contratiempo.

¿Eres tú ese tipo de persona? ¿Cómo te comportas cuando estableces una meta o cuando en tu trabajo alguien te solicita realizar algo?

¿Eres como el teniente Andrew Summers Rowan o si dependiera de ti la estrategia se habría arruinado? Esto en ningún caso tiene el objetivo de juzgarte, sino de hacerte reflexionar un poco en la manera en cómo afrontas las cosas.

  • Para poder entregar la carta se requirió pasión. Una persona apasionada de lo que hace es capaz de lograr las cosas más impresionantes, pero esa persona no se sorprende porque sabe que con su voluntad puede llegar muy lejos.

No todas las actividades que tienen que hacer las personas en su día a día requieren arriesgar sus vidas, ni tienen a varios ejércitos dependiendo de ellas y aunque el nivel de dificultad sea mucho mejor, todavía no dan ese paso extra necesario para hacer las cosas realidad.

Si no te identificas por ahora con el teniente Andrews, no te preocupes, puedes entrenarte sustituyendo tus pensamientos y comportamiento actual por unos más similares a los de esta persona, lo que te hará convertirte en alguien más confiable, más recursivo y más eficiente. Esto no solo será positivo para las personas con las que trabajas, sino para ti también.

Autor: Andrés Gananci

Fuente: gananci.com