Motivación

La pobreza puede con todo

Camion asaltadoHoy quiero referirme a una situación que ha sido recurrente en los últimos días, aclarando que voy a expresarme en los términos que son, sin eufemismos ni suavizando lo que digo, menos ocultando mi indignación. Así que si te duele la verdad dicha sin censura mejor lee otro artículo

Se trata de la, cada vez más frecuente escena del camión que se accidentan y la horda de gente que en desbandada los asalta para robarse los productos que transportan y en ocasiones hasta destruyen el carro para llevárselo por partes.

Es tal la indolencia de estos saqueadoreres que se han visto casos donde ni siquiera auxilian al chofer accidentado para no tener quien les impida el asalto y si el conductor corre con la suerte de quedar vivo y trata de oponerse al vil asalto, hasta lo amenazan y lo obligan a irse del lugar.

Es claro que estos actos causan indignación a la mayoría de personas, sin embargo, en la misma medida en que estos casos han aumentado, también las manifestaciones de indolencia, justificación y hasta admiración de los mismos.

Ahora están diciendo que tales actos delincuenciales se están dando por culpa de las sociedades que han dejado caer en la suma pobreza a ciertas regiones en el país, así lo afirman los que absurdamente los defienden y llegan hasta a usar frases de corte socialista que caen muy bien en los que quieren vivir con el mínimo esfuerzo, como la expresión, que no es nueva: “Las cosas no son de quien las tiene sino de quien las necesita”

Según esto tenemos actualmente una generación de pobres que difiere mucho de los pobres de las décadas anteriores, porque yo recuerdo que hasta hace relativamente poco tiempo el ser pobre se relacionaba con valores como la dignidad, la honestidad, el respeto entre otros, tanto así que a muchos nos inculcaron cierto orgullo por ser pobres y hasta ha sido común esa lucha de clases que se fundamenta en argumentos que presentan a los ricos como deshonestos, explotadores, injustos, corruptos, ruines y malas personas en general.

Y la televisión ha ayudado a vender esas imágenes de bueno y malo en relación a pobres y ricos respectivamente. Crecimos viendo novelas como “los ricos también lloran” o escuchando a la Chimoltrufia de Chespirito diciendo “yo soy pobre pero honrada” donde quedaba evidenciada esa idea de que hay una clase superior en posesiones y otra superior en virtudes y la diferencia la hace el dinero que tienen.

Ahora resulta que ya no es así, ahora la pobreza es el mayor justificativo para toda clase de actos, hasta los más ruines. Entonces, ya robar, traficar, consumir drogas, asesinar, irrespetar las leyes y la autoridad, aun siendo conductas reprochables tienen su origen en las condiciones de pobreza en las que la sociedad ha sumido a ciertas poblaciones. Así que la pobreza se convirtió en el manto sagrado que cubre multitud de delitos.

Entonces, según esto, los que cometen actos delincuenciales ya no son delincuentes sino desvalidos sociales, victimas del sistema que por muchos años los ha marginado y la sociedad debería ayudarlos y no juzgarlos ¡qué horror!.

Si antes no estaba de acuerdo con la mentalidad de pobreza, hoy menos con este giro que se le ha pretendido dar por unos cuantos a tal condición social.

Me siento muy identificado con las palabras del escritor de “La carta a García” cuando dice: La pobreza no da excelencia por sí sola; los harapos no son recomendación; no todos los patronos son duros y rapaces, ni todos los pobres son virtuosos.

La sociedad no puede permitir que se siga extendiendo este nuevo virus, me refiero a la idea de que la pobreza puede con todo, que una persona tiene derecho a hacer lo que le da la gana por el hecho de no tener recursos

Mi invitación es a que sea cual sea tu condición luches por atacar las condiciones de pobreza, de la verdadera pobreza que es la mental. En realidad la miseria económica empieza en la mente y tú puedes decidir y actuar para generar cambios significativos en tu vida, porque como dijo Bill Gates “ Nacer pobre no es tu culpa, morir pobre si lo es”

J.W.C

Leave a Comment