Comunicación

LA PROXEMIA, ¡NO TE ACERQUES TANTOOO!

¿Te ha sucedido que te sientes “invadido” cuando una persona se acerca demasiado a ti? Recuerda a aquella persona que se acerca tanto que te incomoda aunque para ella es lo más natural; pues bien resulta que nuestro cuerpo de manera instintiva reconoce unos espacios, algunos de los cuales protege y nos lleva a reaccionar alejándonos de aquellas personas que se acercan demasiado.

La disciplina que estudia este tipo de comunicación no verbal se llama Proxemia y fue creada por el antropólogo estadounidense Edward Hall con el fin de describir las distancias medibles de interacción entre las personas.

Es así que dependiendo de diferentes factores los seres humanos percibimos la cercanía de una persona y le damos una interpretación y reaccionamos frente a tal cercanía, factores como la cultura, el lugar, la afinidad con la persona, el género, el tipo de conversación entre otros determinan nuestra identificación, rechazo o indiferencia cuando una persona se nos acerca demasiado. Por ejemplo estamos más dispuestos a aceptar la invasión de nuestro espacio intimo en lugares donde sabemos que el espacio es reducido para la cantidad de personas que lo ocupan, como en los medios de transporte masivo; También aceptaremos la cercanía en ese espacio, de personas afectivamente cercanas como nuestra pareja e hijos y hasta algunas amistades, pero si ese espacio intimo es invadido o nosotros lo invadimos en otra persona se genera un rechazo en la persona que se siente invadida que se manifiesta generalmente alejándose para mantener esa zona protegida y en algunos casos otros gestos corporales y verbales harán manifiesta la incomodidad.

Por otro lado hay situaciones en las cuales sentimos la lejanía de alguna persona, esto se da muchas veces, por ejemplo, cuando la persona se encuentra molesta con nosotros y reacciona guardando la distancia, esa distancia física refleja la distancia emocional que la persona tiene hacia nosotros. Saber cómo reducir esos espacios también disminuirá en la persona ofendida su rechazo por el daño que le hemos causado, es una cuestión de dialogo y acercamiento.

La proxémica distingue varios espacios de interacción humana, estos son:

Distancia íntima: es la distancia que se da entre 15 y 45 centímetros (6 a 18 pulgadas).

Distancia personal: se da entre 46 y 120 centímetros (1,56 – 4 pies).

Distancia social: se da entre 120 y 360 centímetros (4 – 12 pies).

Distancia pública: se da a más de 360 centímetros (12 pies) y no tiene límite.

 

 

Leave a Comment