Management

La verdadera efectividad

persona eficienta

No hay nada ilegítimo con la efectividad aparente o la efectividad personal. A todos nos gusta tener éxito en nuestro propio campo y a todos nos gusta parecer efectivos.

El problema surge cuando cualquiera de condiciones se confunde con la efectividad real. La persona realmente efectiva logra los resultados de su cargo fijando metas de resultado y consiguiéndolas.

Algunas características de las personas realmente efectivas, son las siguientes:

En general se las puede describir como personas amables con cierto grado de carisma y de logro. Planean su trabajo responsablemente.

Cuando citan a reuniones presentan la agenda con anticipación y tienen claro el objetivo de las mismas, por lo tanto, sólo invitan a aquellos que deben participar sin hacerle perder el tiempo a otros.

Hacen seguimiento de las tareas.

Responden su correspondencia con rapidez, dándole trámite a lo urgente y analizando con cuidado lo importante.

Te puede interesar: ¿Cómo determinar los problemas de la empresa?

Recibe visitas en forma planeada y con tiempo previsto y casi siempre atienden de inmediato sólo las llamadas prioritarias, las demás las responderán cuando tengan disponibilidad.

Lo importante no es tanto su comportamiento, como sus resultados.

La persona efectiva generalmente está automotivada.

Cada vez que logra solucionar un problema con éxito, que lleva a feliz término un proyecto y que cumple con las metas, siente un impulso fresco para el próximo paso. Algunos hablan de la «ética de los resultados».

La efectividad real se «considera como algo que produce un gerente en una situación, manejándola adecuadamente». El gerente tiene que pensar en términos de rendimiento y no de personalidad: no es tanto lo que hacen los gerentes, sino lo que logran.

Te puede interesar: 7 claves para la gestión de equipos

Estas personas tienen claro:

  • Lo que se espera de ellas como «áreas de resultado».
  • Cómo optimizar los recursos que necesitan para su trabajo.
  • Cuáles son sus indicadores de resultado, a fin de medir el éxito de su gestión.
  • Cómo hacer las cosas correctamente.
  • Cómo producir alternativas creativas.

Las personas realmente efectivas que tienen claras sus metas y objetivos vitales, y, además, buscan alcanzar resultados tangibles y duraderos, provocan un clima de realizaciones y de logros que se expande en la organización, sobre todo si están en la alta y media gerencia.

Fuente: Adaptación del libro “Y de quien es la culpa” Jaime Lopera y Martha I Bernal

Foto de fauxels: https://www.pexels.com/es-es/foto/foto-de-personas-cerca-de-la-computadora-3182742/