Historias de Éxito

LECCIONES DE “CALIDOSO”

En medio del proceso electoral más sucio de la historia de Colombia y cuando la opinión publica se enfocaba en la difícil tarea de elegir al menos malo de los candidatos, la atención de este sufrido pueblo se vio obligada a dirigirse a dos lamentables noticias que para los políticos han sido una oportunidad para hacer proselitismo y ganar a aquellos electores cuyo criterio y raciocinio abunda tanto como la justicia en el país Chibcha y que se ahuevan fácilmente accediendo a los ofrecimientos de tamales a cambio de votos; Para otros ciudadanos estos hechos nos han afectado profundamente más aun en medio de la degradación social que enfrentamos, algo que se agrava en nuestro ser interno bajo la impotencia y el dolor de patria que sentimos los que nos encontramos fuera de nuestra querida Colombia.

Estos hechos a los que me refiero son la muerte de los 33 niños calcinados en Fundación Magdalena y el vil asesinato de un habitante de la calle en Bogotá conocido como “Calidoso”.

Ambas tragedias han sido motivo de lágrimas para algunos de nosotros, los colombianos que aún tenemos la sensibilidad para entender que esto que está pasando en nuestra querida patria no es natural y mucho menos está dentro de los designios de nuestro Dios; Y digo “algunos” porque no han faltado las manifestaciones de burla de desadaptados y enfermos que festejan lo sucedido sin importarles el sufrimiento ajeno.

Siento un dolor muy grande y desde mi corazón brota un mar de ideas y emociones que quisiera plasmar en este escrito, pero sé que lamentablemente en nuestras sociedades la extensión de lo que escribes es inversamente proporcional al interés que los lectores le ponen a la lectura (por eso estamos como estamos) así que debo seguir la recomendación de “escribir corto” por eso en estas últimas líneas me voy a referir a las lecciones que nos deja “Calidoso”

Para los que no son colombianos cabe aclarar que el termino calidoso se usa para referirse a algo o alguien que tiene calidad, que es agradable; cualidades de las que carecen los políticos que se están cagando en el pueblo, esta expresión se usa en el argot popular y en ocasiones se convierte en la forma de identificación de una persona por sus características, tal es el caso de Marco Tulio Sevillano, cuya muerte ha estremecido al país, no solamente por lo atroz del crimen ya que fue quemado vivo el pasado 2 de mayo en Bogotá, sino por lo que este habitante de la calle representaba para la sociedad; “Calidoso” llego a convertirse en un ilustre personaje del sector de la 39, cerca de la Universidad Javeriana, en la capital colombiana; Este hombre tenía un corazón amplio y una pinta rasta muy particular que lo asemejaba mas a un cantante de reggae que a un indigente, siempre era visto al lado de su inseparable compañera “luna” la perrita fiel que no se apartó de él ni en el momento de su muerte y prefirió terminar su existencia quemada al lado de su amo.

Hoy los estudiantes de la Universidad Javeriana lloran la partida de este buen hombre que se había convertido en un amigo para todos aquellos que vencieron el miedo al indigente y se atrevieron a conocer al hombre detrás de esos trapos sucios; Para estos “Calidoso” era su protector, su ayudador, el que los defendía de los delincuentes que acechan en el sector, era quien en ocasiones brindaba una conversación agradable  a pesar de no vestir a la moda o tener los conocimientos de aquellos estudiantes; siempre estaba dispuesto a ayudar. Una estudiante contaba entre lágrimas que un día “Calidoso” le dio las limosnas que tenía recolectadas para que ella se fuera en el bus hasta su casa ya que había perdido su dinero; Este habitante de la calle también había ayudado a capturar delincuentes en esa zona. La estudiante Camila Andrea Rivera escribió una sentida carta para referirse a este hombre, en donde manifiesta: “Él tenía una historia, era un ser humano, un muy buen ser humano que fue asesinado cruelmente por unos monstruos sin rostro (puede ser cualquiera que cruce junto a ti ) que proclaman horribles ideales que destruyen el mundo. Adiós querido Calidoso, me agradó conocerte, fue un placer haber charlado contigo y esa esquina… estará con un vacío enorme para siempre, ya no estarás ahí nunca más diciéndome, cuando salía tarde de la universidad, ‘Chao mona, que me le vaya muy bien, mi Dios me la bendiga”.

Los medios de comunicación dieron a conocer a este hombre después de su muerte, hoy “Calidoso” es todo un personaje que aun con los errores cometidos que lo llevaron al oscuro mundo de las drogas y que lo alejaron de su familia para vivir en las calles, ha demostrado una calidad humana que sirve de ejemplo. Sus hermanos después de la muerte de “Calidoso” al ser entrevistados siempre han manifestado ser una familia muy “unida” sin embargo por muchos años “calidoso” no contó con la compañía de sus seres queridos, el caso de este hombre nos enseña también que lo importante no es lo que se dice, sino lo que se hace y se demuestra.

WILMAN CUELLAR

Leave a Comment