Inteligencia emocional

LO QUE ALIMENTAS DENTRO DE TI

Sucedió una mañana, que el jefe de una tribu decidió hablarle a su nieto acerca de la vida y le dijo: Hay una gran batalla que está ocurriendo dentro de mí.

Es una lucha fuerte y muy terrible. Una lucha entre dos grandes lobos.

“Uno es muy Malo y Malvado – Es odio, resentimiento, ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, traición, autocompasión, culpa, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, vanidad, superioridad y ego”.

“El otro es Noble y Muy Bueno – Es serenidad, alegría, paz, amor, empatía, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, amistad, generosidad,

Y el nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó con gran curiosidad a su abuelo: ¿Y cuál de los dos lobos gana? Y el jefe de la tribu le respondió:

“Aquél al que tu decidas alimentar.”

En cada persona cohabitan esas dos partes opuestas, cada una es muy fuerte y busca prevalecer, solo tú decides a cual parte le das mayor poder en tu ser interno, finalmente la parte que nutras más determinará quién eres y lo que recibes como respuesta de tus actos.

Alimentas tu parte conflictiva, cada vez que te expones a estímulos tóxicos, por medio de lo que ves, lo que escuchas, y lo que piensas repetidamente; La biblia nos enseña que “Las malas conversaciones dañan las buenas costumbres” (1Cor.15:33) pero muchas personas eligen participar en conversaciones fatuas que no le aportan nada a su crecimiento, llenan su cabeza de mensajes negativos tomados de los medios de comunicación y no disciernen entre el material que enriquece y el que contamina su mente y corazón.

También la sabiduría bíblica nos recomienda “Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza” (Flp. 4:8). De esta manera alimentaras la parte virtuosa que hay en ti, pensando bien, sintiendo bien para así ser bien y hacer bien. Llena tu mente de estímulos positivos desde que te levantas, escucha mensajes que edifiquen tu vida y procura alimentar constantemente al lobo que te permite crecer en virtud diariamente.

Leave a Comment