Motivación

Para el que se siente cansado de todo

Frustracion

DesanimoPrimero saquemos esto del camino: está bien que te sientas así. Es completamente válido sentirse cansado. Está bien sentir que te falta la fuerza para seguir adelante. Está bien cuestionar el sentido de intentarlo. Está bien que no sientas la misma motivación que al principio. Todo está bien.

Está bien que te sientas atascado. Está bien que sientas incertidumbre. Está bien que te sientas así, todo esto es parte de ser humano.

Está bien sentirse frustrado cuando aún no has logrado tus metas. Está bien sentir que no puedes, y necesitas dar ese paso atrás. Está bien sentir emociones que no sean la felicidad. Está bien hablar de lo que sientes. Está bien dejar que tus muros caigan en manos de las personas en las que confías. Está bien sentir dolor. Está bien que quieras quedarte en la cama durante el día. Está bien que des ese paso atrás para cuidar de ti mismo.

Está bien. Está bien.

¿Pero sabes lo que no está bien?

No está bien si cuestionas tu valor basado en tu desempeño. No está bien que degrades a quien eres por darte un respiro. No está bien arrojarse insultos a sí mismo cuando no lo haría a nadie más en su situación. No está bien fingir que todo está bien cuando sientes que no lo está. No está bien que te lo guardes todo para ti cuando sabes que hablar de ello te ayudará. No está bien esconderse detrás de tus responsabilidades para evitar el verdadero problema.

Está bien tomar un descanso. Está bien sentirse cansado por todo.

Pero no está bien permitirse permanecer de esa manera.

No está bien creer que estás quebrado. La belleza no viene de estar quebrada, sino más bien, la belleza viene de lo que elijas hacer con los pedazos rotos.

Te puede interesar: 12 sugerencias para manejar los altibajos emocionales

No está bien creer que eres una causa perdida. Ya lo has intentado antes, y algún día lo intentarás de nuevo.

Al que se siente cansado de todo,

Debes saber que está bien sentirse así, pero no está bien permanecer así. Debes saber que estás corriendo esta carrera a tu propio ritmo, y no al ritmo que el mundo te dice que lo hagas.

Debes saber que incluso cuando piensas que nadie entiende, no estás solo. Antes que nada y que nadie más, te lo debes a ti mismo para superar esto. Debes saber que eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas.

Fuente: https://mentehermosa.net/