Relaciones Interpersonales

PARTE DEL REGALO

Una niña de Sudáfrica le dio a su maestra un regalo de cumpleaños. Era un hermoso y llamativo caracol de la variedad marfil.

-¿Dónde lo encontraste? – pregunto la maestra.

La niña le dijo que esos caracoles se hallaban solamente en una playa muy lejana de donde habitaban.

La maestra se conmovió profundamente porque sabía que la niña había caminado muchos kilómetros para buscar el caracol.

– No debiste haber ido tan lejos solo para traerme un regalo – Comentó

Sonriendo la niña contestó:

– Maestra, la larga caminata es parte del regalo

Una de las maneras de demostrar amor es mediante obsequios, pero muchas veces por más que tratamos de impresionar a alguien con un regalo no lo logramos aunque hayamos invertido mucho dinero en comprar lo que mejor nos parecía para esa persona, también en ocasiones logramos cautivar con un detalle sencillo en cuanto a su costo pero que tiene más valor por el esfuerzo y dedicación puestos en conseguirlo o en elaborarlo.

Para algunas personas tu impronta personal plasmada en un obsequio es más valiosa que el valor mismo de lo que regalas, tu esfuerzo, tiempo, dedicación y amor agregan un valor único a lo que entregas.

Fuente: Adaptación de la historia tomada del libro “La vaca sin culpa” Lopera Jaime, Bernal Marta – Edit. Intermedio

Leave a Comment