Historias de Éxito

PASIÓN POR LA ENSEÑANZA, LA HISTORIA DE MARVA COLLINS

“Para hacer que un estudiante aprenda, un profesor primero debe preocuparse por el estudiante.”

Esta frase de Marva Collins, podría resumir el método que la llevó a transformar cientos de vidas por medio de la enseñanza, pero… ¿Qué tiene de especial esta historia?

Marva Collins, hija de padre afroamericano y madre indígena estadounidense, nació en una época de gran discriminación hacia los negros y hacia las mujeres, su padre fue quien sembró en ella la semilla del éxito manifestando frecuentemente su confianza en lo que esperaba de su hija y una de sus aspiraciones en relación con Marva era que llegara a ser secretaria.

Para aquel tiempo ser secretaria era lo máximo a lo que podía aspirar una mujer negra y así fue que en su juventud llego a ser secretaria en una empresa, pero luego de un tiempo comprendió que no era lo que ella quería para su vida, encontró que su pasión estaba en ayudar a otros a crecer internamente, quería ser maestra.

Al no tener dinero para prepararse tomó clases nocturnas, hasta obtener su certificado de enseñanza, luego de lo cual comenzó a trabajar en escuelas públicas en Chicago, ciudad caracterizada por la delincuencia las drogas y la desesperanza, es así que el objetivo de los profesores de esa época era el de mantener ocupados en la escuela a los estudiantes para que no se unieran a las pandillas callejeras o cayeran en problemas de drogadicción o embarazos en la adolescencia.

Marva Collins llega con ideas revolucionarias para cambiar esa realidad y desde el primer día de clases le dice a sus alumnos  algo que  ellos nunca habían escuchado: “creo en ustedes”, “pueden tener éxito” “ustedes pueden ser buenos en lo que hagan” “espero mucho de ustedes” y comienza a generar en ellos responsabilidad por sus vidas y por sus actos, les dice: “dejen de culpar a los demás de lo que les pasa, ya no culpen a sus padres, a su maestra, al gobierno”.

Poco tiempo después entre las décadas de los 50 y los 60 los resultados eran sorprendentes: el rendimiento escolar de los estudiantes se multiplicaba de una forma nunca antes vista, pero al mismo tiempo comienzan a circular falsos rumores de que para lograr esos resultados Marva Collins maltrataba a sus estudiantes, entonces, esta maestra decide alejarse del sistema de escuelas publicas y abre su propia escuela, usando el espacio de la cocina de su casa, inicialmente con 8 alumnos, dos de ellos sus propios hijos, luego siguen llegando más y más alumnos, la mayoría de ellos expulsados de las escuelas públicas y Marva Collins se convierte en la única esperanza para el futuro de estos chicos.

Y continua la cosecha de éxitos extraordinarios para la época: todos los estudiantes de Marva Collins logran graduarse de la escuela primaria, y luego de la escuela secundaria y además, aquellos estudiantes desechados por su rebeldía, aquellos a los que nadie les podía enseñar logran ingresar y graduarse de la universidad.

Durante muchos años Marva Collins vive en la pobreza, su escuela se ubicaba en una fría cabaña donde tenía que enseñar con temperaturas bajo cero en invierno y un calor insoportable en verano, la mayoría de estos niños no paga por ser de familias pobres. Esto cambia en 1979 cuando un productor del programa de televisión “60 minutos” impactado por los resultados saca a la luz pública la historia de Marva Collins y sus resultados milagrosos en niños y jóvenes que habían perdido toda esperanza, luego su historia es llevada al cine.

Fue tan impactante su caso en los estados unidos que en 1980 el presidente Ronald Reagan la invita para que sea secretaria de educación en su administración, pero ella rechaza el ofrecimiento manifestando que su vocación es la enseñanza,  años más tarde el presidente George Bush padre, le hace el mismo ofrecimiento el cual es igualmente rechazado por Marva Collins, manifestando su gran amor por la enseñanza.

En 1995 un millonario asombrado por el trabajo de Marva Collins le da 100 millones de dólares para que extienda una red de escuelas con su método de enseñanza, a través de los Estados Unidos, muchos estudiantes pobres se ven beneficiados, Marva Collins transfiere sus conocimientos a muchos educadores, cientos de profesores de todo el mundo visitan sus escuelas para observar sus métodos y todo esto la impulsa a plasmar sus memorias en el libro “Marva Collins Way” “A la manera de Marva Collins”

La filosofía de enseñanza de Marva Collins se puede resumir en cinco puntos importantes y que deben asimilar y aplicar todos aquellos que ejercen la sublime labor de la enseñanza.

1. Confiar en el ser humano.

2. Generar en los alumnos autoconfianza.

3. Promover el autocontrol.

4. Aprender de los errores.

5. Amor por lo que haces y por quien lo haces.

Este es un ejemplo de superación personal y de amor por la labor educativa.

Para todos aquellos que se dedican a tan sublime labor, la de formar vidas,

PARA TODOS LOS MAESTROS ¡FELICITACIONES EN SU DÍA!

Leave a Comment