Historias de Éxito

QUE LA EDAD NO LIMITE TUS SUEÑOS

Quien dijo que la edad tiene que ser una limitante para lograr la realización en un proyecto empresarial; aunque muchos insistan en determinar esquemas y parámetros para alcanzar éxito y fortuna, la verdad es que cuando se mezclan pasión, disciplina, talento y el olfato para aprovechar las oportunidades el resultado se cuenta en satisfacción personal y en dinero. Estos son casos de personas comunes a las que no les importó tener muchos años de vida o muy pocos para cumplir sus sueños

Franny Martin obtuvo éxito en la cocina a los 57

Actualmente a los 72 años de edad se consolida en el negocio de la distribución de galletas, en 2002 a los 56 años emprendió un negocio que la apasionaba desde niña, al hornear galletas junto a su abuela, creó Cookies On Call.

Franny estaba en el negocio de las Pizzas siendo directora de mercadeo y relaciones públicas de Domino’s Pizza y además trabajo en marketing en Burger King y McDonald’s, Pero su corazón y su alma estuvo siempre en la cocina. ¿La lección? Ponle pasión y enfoque a lo que anhelas

Christian Owens, negociando con fabricantes a los 16

Su inspiración fue Steve Jobs. Gracias a él, Owen ganó su primer millón a los 16 años. Tuvo su primera PC cuando era adolescente (seguido de la Mac) y se enseñó a sí mismo a hacer diseño web en la secundaria.

A los 14 años comenzó su propia empresa de diseño, Mac Bundle. El éxito radica en que supo negociar con los desarrolladores y fabricantes para ofrecer paquetes simples y económicos para sus clientes. ¿La lección? Conoce tus pasiones, sigue los pasos de tus mentores y encuentra una forma de darle a la gente lo que quiere por menos.

Jeffrey Nash de 62 años inventó un caminador para bebés

Jeffrey nunca había inventado nada en su vida, lo que hace que su diseño del Juppy Baby Walker caminador que se le pone al bebé, hecho en algodón y que se puede doblar y entra en un bolso un invento sorprendente.

Nash, un vendedor de trajes de hombres que vive en Las Vegas, estaba en un partido de fútbol de su nieta en un parque cuando observó a una joven madre que se agachaba e incomodaba para enseñar a su niño a caminar.

¡Ahí está!

A diferencia de muchas personas mayores, que a menudo son reacias a actuar guiadas por sus ideas, Nash no esperó un momento. se reunió con diferentes sastres que lo ayudaron a diseñar el objeto que tenía en mente. ¿La lección? Cree en tu capacidad y en tus ideas

Adam Hildreth inicia un negocio millonario a los 14

A esta corta edad, se juntó con algunos amigos para crear Dubit, un sitio social para hacer networking. Era algo popular en el Reino Unido y para sus 16 años tenía casi 3.7 millones de dólares en el banco.

Después decidió desarrollar Crisp, una empresa de software que ayuda a proteger a los niños de los depredadores online. ¿La lección? No tiene nada de malo apostar por una tendencia, pero, si quieres éxito continuo, debes encontrar una forma de alejarte un poco de ella e innovar.

Ray Kroc logró tener una visión de negocios a los 52

Ray Kroc era vendedor de licuadoras especiales que preparaban malteadas de una manera rápida y eficaz. Cuando tenía 52 años de edad un negocio le pidió 4 licuadoras. Esto sorprendió por completo a Kroc y se acercó a ver ese lugar.

Aquella visita le abrió los ojos a Ray Kroc ya que se trataba de un pequeño negocio en un muelle que se dedicaban a vender hamburguesas, malteadas y papas fritas a los marineros. El negocio era de los hermanos McDonalds y la novedad era que no utilizaban camareros, usaban platos y vasos desechables y la comida se pedía en el mostrador y se entregaba al cliente al instante.

Kroc vio el potencial y a sus 52 años de edad se asoció con los hermanos McDonalds y empezó a vender franquicias alrededor del país y del mundo. Con la visión llegó el éxito y convirtió a Kroc en millonario. ¿La lección? El éxito también se puede encontrar con ideas de otros.

A los 11 años Cameron Johnson aprovecha una pequeña oportunidad

Sus padres le pidieron  desarrollar invitaciones para una fiesta de sus vecinos cuando tenía 11 años. A los invitados les encantaron y comenzaron a pagarle por hacerlas. Cuando a los 14 años fundó “Cheers and Tears”, se dedicó a la publicidad online y el desarrollo de software.

En la secundaria su ingreso mensual era de 400 mil dólares. ¿La lección? Haz todo bien y no tengas miedo de probar nuevas cosas, o industrias.

Harland Sanders comenzó su éxito a los 66

Mejor conocido como el Coronel Sanders, el hombre detrás de la cadena de pollo frito favorita del mundo, KFC, inicialmente no tuvo éxito hasta que tenía 66 años cuando comenzó a franquiciar su creciente negocio de pollos en serio. En 1964, ganó el premio mayor cuando vendió el negocio de la franquicia por $ 2 millones y firmó un salario vitalicio. Se estimaba que valía $ 3.5 millones en el momento de su muerte en 1980.

Empezó su negocio en una gasolinera de Corbin, Kentucky. El éxito de su receta de pollo lo llevó a trasladarse a un restaurante más grande en donde su popularidad creció por todo Estados Unidos. ¿La lección? Persiste dejando de lado las ideas que te inmovilizan.

¿Aun sigues pensando que tu edad te impide lograr tus sueños?

Fuentes: www.historiasdegrandesexitos.com – www.entrepreneur.com

Encuentra muchas más historias que inspiran en CUENTO CONTIGO CUENTA CONMIGO, GRANDES HISTORIAS DE ÉXITO Y SUPERACIÓN ¡A la venta ya!