Historias de Éxito

REFLEXIONES PARA UNA ÉPOCA DE “CRISIS”

Abraham Lincoln nació pobre como pocos, en una época extrema y difícil donde lo único que abundaba eran la escases y la enfermedad. Su madre murió cuando él era aún niño, vivía en una cabaña de troncos y mucho tiempo su familia se alimentaba únicamente de lo que podían cazar. No tenía acceso a la educación, solamente a un par de libros. Trabajaba en oficios que requerían mucho esfuerzo físico; en cuanto a calidad de vida, un obrero de ahora sería el equivalente a un fino ejecutivo de cuello blanco de aquel entonces.

Así, de ser una de las personas con menos en lo que a dinero y suerte se refería, llegó a ser presidente de un país que se convertiría pronto en el más poderosos; y si no bastara eso, también fue él quien guio a buen puerto, la energía brutal de esa enorme nación separada por una cruenta guerra civil.

Lincoln fue el hombre fuerte, el que muchas veces se equivocaba, pero avanzaba tenazmente con algunos aciertos, suficientes… hacia la unión de su pueblo, hacia la abolición de la esclavitud, hacia el perdón del hermano en desacuerdo. Los momentos más difíciles de Estados Unidos en toda su historia, los más sangrientos y tristes, él los vivió. Las decisiones más difíciles, él las tomó.

Nadie puede decir que Abraham Lincoln no tiene autoridad moral para aconsejarnos.

REFLEXIONES PARA UNA ÉPOCA DE CRISIS

No se puede lograr prosperidad, desalentando una economía prudente.

No se puede fortalecer a los débiles, debilitando a los fuertes.

No se puede ayudar al asalariado, restringiendo al patrono.

No se puede llevar adelante la hermandad del hombre, alentando el odio de clases.

No se puede ayudar al pobre, destruyendo a los ricos.

No se puede establecer una economía sana con empréstitos (préstamos).

No se puede evitar una calamidad, gastando más de lo que se gana.

No se puede forjar el carácter y valentía, quitando al hombre iniciativa e independencia.

No se puede ayudar al hombre permanentemente, haciendo por él lo que él pudiera y debiera hacer por sí mismo.

Abraham Lincoln 1809 – 1865

Fuente: https://www.entrepreneur.com

Leave a Comment