Inteligencia emocional

7 claves para dejar de preocuparte

dont worry

preocuparseAntes de que esa costumbre te acabe.

  1. ALEJA LA PREOCUPACIÓN CON LA OCUPACION. Mantente siempre en actividad para que así expulses lejos a la preocupación. La actividad es un medio prodigioso para combatir las enfermedades del espíritu.
  1. NO TE DISGUSTES POR PEQUEÑECES. No permitas que las insignificancias, como destructores comejenes, derriben ese gran roble que es tu personalidad.
  1. EMPLEA LA LEY DE LOS PROMEDIOS. Pregúntate siempre: ¿Cuáles son las probabilidades más seguras de que ese mal que tanto temo, me pueda suceder? Si no es demasiado probable, no te asustes.
  1. COOPERA CON LO INEVITABLE. Si algo ya sucedió y no puede ya cambiarse, repite: «Así es, así fue; no puede ya ser de otro modo. ¿Para qué llorar por la leche derramada?
  1. PONLE UN LÍMITE AL TOPE DE TRISTEZA QUE UN MAL PUEDE PROPORCIONARTE, y de ahí para allá no permitas que te siga amargando la vida.
  1. DEJA DE ASERRAR EL ASERRIN. Deja que los muertos entierren a los muertos. Lo que ya sucedió irremediablemente no te puede seguir atormentando indefinidamente, porque eso sería fatal. Agua pasada no mueve molino.
  1. COLOCA TUS PROBLEMAS EN MANOS DE DIOS. El apóstol Pedro escribió esta bella frase «Colocad vuestras preocupaciones en manos de Dios, que Él se interesa por vosotros» Y si se interesa es que nos quiere ayudar y nos va a ayudar.

Dios es más fuerte y poderoso que todos nuestros problemas y preocupaciones.

La diferencia entre un triste y un alegre consiste en que el triste por cualquier nada se queja, y el alegre no se queja por nada.

Fuente: libro «Cómo vencer las preocupaciones» – Carnegie y Sálesman).

Leave a Comment