Liderazgo Personal

SOCIEDAD DE VICTIMAS

Hoy día, como nunca antes en la historia, una gran parte del mundo se ha convertido en una civilización de inculpadores y de “victimas” le echamos la culpa a nuestro pasado, a nuestros padres, a nuestra sociedad, a nuestra herencia, a nuestras “incapacidades”, o a cualquier otra cosa que se nos ocurra como causa de los problemas que tenemos. El escritor Charles Skyes analiza y documenta este problema de la mentalidad de víctima. He aquí un resumen de los casos que el utiliza para sustentar su punto de vista.

Un agente del FBI se apropió indebidamente de dos mil dólares y luego los perdió apostando en los casinos. Aun cuando fue despedido, el agente fue contratado de nuevo, una vez que logró convencer a la corte de que su tendencia al juego con el dinero de los demás era una “enfermedad” y por lo tanto estaba protegido por la ley federal.

Un joven roba un carro de un estacionamiento y la policía lo mata cuando trata de escapar. Su familia demandó al propietario del parqueadero, porque este falló al no tomar las medidas necesarias para prevenir ese tipo de robos.

Un maniático que admite haberse desnudado en público más de mil veces (y habiendo sido encarcelado más de treinta), fue rechazado en su solicitud de empleo como ayudante en un estacionamiento de vehículos, debido a sus malos antecedentes. Pero el, demandó, basado en el argumento que, “él nunca se había desnudado en un estacionamiento” (solamente en bibliotecas públicas y lavanderías). Los funcionarios laborales de Wisconsin estuvieron de acuerdo. El maniático fue considerado “una víctima” de discriminación laboral ilegal.

Un hombre de Chicago presentó una queja ante la división de los Derechos de las Minorías Raciales de la Fiscalía General de los EE.UU., de que los restaurantes McDonald´s violaban las leyes federales de protección de igualdades porque los asientos de sus restaurantes no eran suficientemente grandes para la descomunal anchura de sus sentaderas.

La intención del autor de la demanda de equiparar su status con el de los mexicanos, latinos, asiáticos, negros, mujeres es inaceptable. Después de todo, el demandante no nació con 60 pulgadas de cintura, grueso y pesado, no debería ser responsabilidad de McDonald´s.

Aun cuando estas historias nos parecen ridículas y absurdas, el hecho es que están aumentando por doquier. El problema se presenta cuando se etiquetan las faltas conductuales como “enfermedades”. De repente el problema ya no es mío sino de alguien más.

Si usted desea tener éxito, debe hacerse responsable. Debe ser proactivo y tomar las riendas, debe estar preparado para cambiar. Si sus problemas no son suyos, ¿Cómo va a cambiar? Pero si son suyos, incluso si ha sido agredido o afectado por una inexplicable fuente externa, usted tiene esperanza. No puede darse el lujo de ser una víctima. No importa cuánto se sienta como una víctima o que disfrute del consuelo de otros, debe tomar la iniciativa y marcar la diferencia con su vida. ¡Es su destino!

Fuente: Adaptación libro “Como Alcanzar el Éxito Autentico” – Dr. Ron Jenson

Leave a Comment