Liderazgo Personal

VIVIENDO DEL PASADO

Hace unos días conocí a un ex jugador de fútbol, de aquellos que llegaron a tener reconocimiento por su habilidad en los equipos donde militó, de aquellos que no pudieron terminar su carrera con éxito aun teniendo el talento para haberlo logrado, y conversando con él hablaba de lo que fue su carrera, de su tiempo de éxito y hablaba como si eso aun fuera su realidad actual, luego me di cuenta de que este hombre es de aquellas personas que habiendo obtenido grandes logros en el pasado siguen viviendo de esos triunfos y en todas sus conversaciones sacan a relucir aquello que algún día fueron, son personas que les cuesta aceptar que esos triunfos quedaron atrás y esperan que hoy en todo lo que hacen les sea valorado lo que fueron, exigen un trato especial por lo que algún día lograron, creen tener aun el mundo en sus manos por lo que alcanzaron, parece que su vida quedó suspendida en el tiempo en el cual obtuvieron sus mejores resultados y se han alejado de la dura realidad y no admiten que la vida continuó después de que ellos cayeron de la cima.

Así mismo he encontrado personas que pretenden ser valorados por algo que consiguieron en el pasado como aquellos que porque en algún momento de su vida fueron los mejores empleados hoy quieren que eso se les tenga en cuenta aunque en la actualidad no hagan nada para seguir siendo los mejores en lo que hacen o el vendedor que al terminar el mes se corona como el de mayores ventas, le hacen un reconocimiento público y le dan algunos incentivos, pero continua al mes siguiente presumiendo de ser el mejor vendedor y pidiendo trato especial a su jefe y compañeros por que un día sus resultados fueron los mejores, no se da cuenta que al iniciar el siguiente mes todo vuelve a empezar y que necesita esforzarse igual o incluso más que el mes anterior para poder conservar ese sitial que en determinado momento alcanzó.

Posiblemente conoces algunos de esos casos, personas que llegaron a la cima de sus logros pero se durmieron en los laureles o se dejaron vencer por la indisciplina, los vicios, los malos hábitos y cayeron abruptamente de la nube en la que flotaban, hoy estas personas pretenden seguir siendo valorados por lo que hicieron en el pasado e incluso se molestan cuando no se les da el lugar que ellos equivocadamente pretenden aun tener; es tan absurdo como si un día vas al cine, compras el boleto de entrada, ingresas y disfrutas de la película y cuando sales guardas el boleto y dos años después pretendes entrar de nuevo al cine con el mismo boleto, arguyendo que ya pagaste el precio; Y es cierto nadie te quita que pagaste el precio pero fue únicamente para ver una película en determinado horario y fecha, pero con ese valor que entregaste no compraste la sala de cine para que luego puedas seguir beneficiándote; Lo mismo pasa en la vida pagas el precio para alcanzar un objetivo pero con el precio que pagaste no compraste el éxito para siempre. No sigas viviendo de tus logro pasados, considera que ya eso quedo atrás y mira cada día como un nuevo desafío.

Derechos reservados a nombre de Wilman Cuellar®, prohibida su reproducción total o parcial

Leave a Comment